EVOLUCIÓN Y FUTURO

Todos sabemos, que en la actualidad no existe la posibilidad de exámenes libres, igualmente conocemos el número de centros que no pueden ni podrán alcanzar la autorización para impartir enseñanza oficial, debido a las dificultades de infraestructuras y medios, que impone el Decreto de mínimos.

La enseñanza privada de la música, se encuentra desprotegida, sin posibilidad de ofrecer una enseñanza oficial que la avale, sin referencia de niveles comparativos, que nos ofrecían los  exámenes oficiales o libres, en definitiva, nos encontramos compitiendo con otros centros exclusivamente a nivel de precios.

El Sistema Español de Evaluación Musical – SEEM, nos permite evolucionar en nuestros centros hacia una calidad; compitiendo en la mejora del nivel de nuestros alumnos, en definitiva consiguiendo el prestigio educativo que merece la enseñanza privada.

El futuro que tenemos que conseguir, no es otro, que el ciudadano nos elija para que sus hijos estudien con nosotros, por calidad; garantía, y además, para ellos lo más importante, un nivel de formación teórico y técnico que les permita en cualquier momento acceder por el procedimiento reglado a Conservatorios Públicos o Privados para finalizar el grado profesional, o en su caso, facilitarles la formación necesaria para el examen de acceso a un Conservatorio Superior de Música de nuestro Estado, opción que ya han realizado un número importante de alumnos en los centros adscritos a este sistema de control de calidad.