aeiouMUSICA.es
INICIO









¿Quieres participar con nosotros?

Rellena el siguiente formulario

HISTORIA

La IYO - INTERNATIONAL YOUTH ORCHESTRA, tiene su germen en el comienzo de los Cursos Internacionales de Música “Martín Códax”, allá por el año 1982, cuando el curso incorpora, como nueva asignatura, la clase de Orquesta de Cámara bajo la tutela del director de orquesta y profesor de violín D. Manuel Villuendas.

La clase de Orquesta de Cámara va, año tras año, recibiendo un apoyo muy importante de modo que, con la fusión del Curso Internacional de Música “Martín Códax” y el Curso de Instrumentos de Viento, que se realizaban en Toledo desde 1985, y su traslado a Cuenca en 1992 - hecho éste que permitió completar el número de especialidades instrumentales- y el elevado nivel de los alumnos que participan, dan un impulso definitivo a la clase de orquesta que cuenta ya, en este momento, con posibilidad de realizar programas sinfónicos de gran dificultad.

Ha presentado como solistas a jóvenes talentos españoles como; Victoria Donado Mazarrón (Concierto “Aranjuez” para Guitarra y Orquesta de J. Rodrigo); Raul García Mariam (Concierto para Violín y Orquesta en Mi m. de F. Mendelssohn); Beatriz Andradas (Sinfonía concertante para Violín y Viola de W. A. Mozart); Rocío Gómez Plaza (Concierto para Viola y orquesta de J. C. Bach), Esther Rubio (Concierto en Mi Mayor para Violín de J. S. Bach y Sinfonía concertante para Violín y Viola de W. A. Mozart); Juan Antonio y José Eugenio Vicente Téllez (Carnaval de los Animales de Saint Saëns); David Martínez (Concierto “Aranjuez” para Guitarra y Orquesta de J. Rodrigo); Marco Ismaili (Concierto de la Bahía para Guitarra y Orquesta); Jesús Mozos (“Canción de Mo” para Acordeón y Orquesta) y en Diciembre de 2006, a Ignacio Morales (Concierto para violoncello y orquesta de A. Dvorak).

La IYO - INTERNATIONAL YOUTH ORCHESTRA, permite reunir a los jóvenes músicos de las Comunidades Españolas, en una primera fase del Proyecto Educación Música, y de la Comunidad Internacional, en la segunda fase, para dotarles de formación y práctica orquestal, buscando el máximo nivel de ejecución y de calidad musical y, especialmente, desarrollar un conocimiento integral de la cultura propia de los territorios en los que se realizan los Encuentros, el fomento de la convivencia y el desarrollo de la tolerancia entre los jóvenes que participan en el proyecto y su participación en conciertos benéficos.

DIRECTOR

Cursó sus estudios musicales en el Conservatorio Superior de Música de Barcelona, su ciudad natal, siendo sus principales profesores M. Sainz de la Maza, F. Costa y E. Toldrá. En dicho Conservatorio obtiene los "Premios de Honor" de los grados Medio, Superior y Virtuosismo del Violín y los Premios de "Música de Cámara", "Juan Manén" y "Onia Farga".

Posteriormente ingresa en el Real Conservatorio de Música de Bruselas dónde perfecciona sus estudios de Violín con el Profesor André Gertler y de música de cámara con L. Poulet, consiguiendo el Primer Premio de Violín y el Primer Premio con distinción en Música de Cámara. Colaborando durante varios años, en calidad de Primer Concertino, con los Maestros Libor Pesek y Michel Tabachnik recibe de dichos maestros clases de Dirección de Orquesta.

Le es concedida en Burdeos la Medalla y Premio de la ciudad. Ha dado numerosos conciertos y recitales por Europa, Asia y América, interviniendo en importantes festivales internacionales, colaborando con solistas, directores y orquestas como E. Toldrá, F. Prohaska, L. Pesek, A. Ros Marbá, Z. Macal, M. Gendron, C. Zecchi, M. Rostropovich, C. Halffter, J. R. Encinar, C. Scimone, T. Vásary, S. Goldberg... la Niedersächsiche Symphonie Orquesta, Orquesta Ciudad de Barcelona, Solistas de Barcelona, Orquesta de Cámara Checa, Sinfónica de Madrid, Clásica de Madrid, Orquesta Gulbenkian, Sinfónica de Valladolid, Orquesta Sinfónica da RDP, Sinfónica de Bilbao, Nacional de Colombia, Sinfónica Siciliana, ...

Entre otros, ha grabado la primera versión discográfica de los "Seis Sonetos" para violín y piano de E. Toldrá. Ha alternado siempre su carrera violinística con la Dirección de orquesta, la enseñanza y la música de cámara. Ha sido Primer Concertino y Director asistente de la "Frysk Orkest" de Holanda y Profesor de violín en la "Musik Pedagogische Akademie Leeuwarden" (Holanda). Fundador en Lisboa del "Trío Bontempo" y Director de la "Orchestra de Cordas Gulbenkian".

Primer Concertino y Director preparador de la "Orquesta de la Fundaçao Gulbenkian", así como Profesor especial de la cátedra de violín en el "Conservatorio Nacional de Música" de dicha ciudad.

En 1982 regresa a España fijando su residencia en Madrid, donde ha ocupado durante veinte años el puesto de Primer Concertino de la Orquesta Sinfónica de Madrid. En esta ciudad fundó y es Primer Violín del "Cuarteto Ibérico" y del "Trío Villuendas". Desde el año 1985 es Profesor de violín de los "Cursos Internacionales de Música Martín Códax" dentro de los cuales crea la actividad de Orquesta. En 1992, crea y dirige la "Orquesta de Cámara Eduard Toldrá". Desde 1997 hasta 2002 dirige la "Joven Orquesta de Castilla la Mancha".

En el curso escolar 1998-99 abre la "Escuela de Música Manuel Villuendas" en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Actualmente dirige la International Youth Orchestra (IYO).

OBRAS

Obras como “El carnaval de los animales” de C. Saint-Säens, “Pedro y el lobo” de S. Prokófiev, “Concierto de Aranjuez” de J. Rodrigo, “Il Signor Bruschino” de G. Rossini, Obertura “Edgmont” de L. Beethoven, “Concierto para violín y orquesta” de F. Meldelssohn, la “Sinfonía del Nuevo Mundo” de A. Dvorak, Sinfonía V en Mi menor op. 64 de P.I.Chaikovsky, Sinfonía Concertante para Violín y Viola en Mi bemol Mayor K364, Ouvertüre nº 3 en Re Mayor BWV 1068 y Concierto en Mi Mayor BWV 1042 para violín y orquesta, sumándose al sin número de conciertos homenaje a J. S. Bach y la Séptima Sinfonía en La Mayor op. 92. De L. V. Beethoven, Selección de la suite 1 y 2 “Carmen” de G. Bizet, Segunda Sinfonía en Re mayor, op. 43 de J. Sibelius, Sinfonía Italiana de F. Meldelshonn, Sinfonía “París” de W. A. Mozart. En el último Encuentro realizado del 1 al 8 de Septiembre en Málaga, han mostrado al público un espléndido trabajo recuperando obras de su repertorio; Carnaval de los Animales, Concierto de Aranjuez, Il Signor Bruschino e Intermezzo de Goyescas, han perfilado un nivel de trabajo que ha situado a la Joven Orquesta, en un nivel de calidad de ejecución excelente, como se ha podido constatar en todas sus actuaciones. Como IYO Joven Orquesta Internacional ha realizado IX Encuentros. Desde Julio de 1997 a Enero de 2002, ha tenido el honor de llevar el nombre de Joven Orquesta de Castilla-La Mancha auspiciada por la Junta de Castilla-La Mancha. En Julio de 2002 y con la finalidad de acoger a jóvenes de otros países y de participar en programas europeos pasa a configurarse como IYO. International Youth Orchestra. En el pasado mes de Julio y junto a la Coral Santa María de la Victoria de Málaga interpretaron en el Teatro Cervantes; Carmina Burana de C. Orff.

Ha realizado estrenos mundiales obras de compositores españoles; José Zárate; “Nana de la Espiga” Concierto para Orquesta y “Canción de Mo” para Acordeón y Orquesta y José Luis Barroso, Concierto de la Bahía para Guitarra y Orquesta.

Ha presentado como solistas a jóvenes talentos españoles como; Victoria Donado Mazarrón (Concierto “Aranjuez” para Guitarra y Orquesta de J. Rodrigo); Raul García Mariam (Concierto para Violín y Orquesta en Mi m. de F. Mendelssohn); Beatriz Andradas (Sinfonía concertante para Violín y Viola de W. A. Mozart); Rocío Gómez Plaza (Concierto para Viola y orquesta de J. C. Bach), Esther Rubio (Concierto en Mi Mayor para Violín de J. S. Bach y Sinfonía concertante para Violín y Viola de W. A. Mozart); Juan Antonio y José Eugenio Vicente Téllez (Carnaval de los Animales de Saint Saëns); David Martínez (Concierto “Aranjuez” para Guitarra y Orquesta de J. Rodrigo); Marco Ismaili (Concierto de la Bahía para Guitarra y Orquesta); Jesús Mozos (“Canción de Mo” para Acordeón y Orquesta) y en Diciembre de 2006, a Ignacio Morales (Concierto para violoncello y orquesta de A. Dvorak).

PLAN PEDAGÓGICO

El proceso de enseñanza y aprendizaje de las diversas especialidades instrumentales tiene, forzosamente, un marcado carácter individual. Superar ese componente individual de la práctica musical e introducir elementos colectivos. La práctica instrumental, así entendida, se configura como una herramienta de relación social y de intercambio de ideas entre los propios instrumentistas, además de añadir, evidentemente, la adquisición de una compleja técnica y la progresiva formación de unos criterios musicales propios.

La orquesta se ha convertido, por su extenso repertorio y por su vasto potencial comunicador, en el vehículo de expresión musical por antonomasia y su principal misión ofrecer a la sociedad todos los músicos que ésta necesita para poder canalizar aquellas actividades que ésta demanda..

En última instancia, la educación musical no puede ni debe perseguir como única meta la formación de solistas instrumentales «strictu sensu».

Formar parte de una orquesta, dado su elevado número de instrumentistas que la integran (cuerda, viento y percusión), se constituye en la idea finalista de un porcentaje muy alto de estudiantes La formación y práctica orquestal se impone, por tanto, como una materia cuya inclusión en el currículo del curso de música queda justificada en un doble sentido.

Por un lado, porque ofrecerá a los instrumentistas la experiencia y los conocimientos necesarios relativos al funcionamiento, las reglas y la convivencia características de la interpretación orquestal.

Por otro lado, porque actuará positivamente sobre todos aquellos instrumentistas cuyo nivel les capacite especialmente para tocar en una orquesta y que perciban ésta como una opción válida de futuro profesional.

La orquesta servirá para introducir al alumno en un mundo nuevo, de naturaleza más rica y variopinta y podrá adentrarse en géneros musicales como la sinfonía, el oratorio, el poema sinfónico o incluso la ópera, además del concierto.

La convivencia con instrumentos de naturaleza y técnicas muy diversas, en fin, proporcionará también al alumno una visión mucho más amplia del hecho musical y enriquecerá su conocimiento de los timbres (tanto individual como colectivamente considerados) y de las diversas peculiaridades organológicas.

La participación del alumno en la orquesta le llevará a un repertorio que alberga muchas de las mejores páginas de la música occidental ya un complejo entramado de interrelaciones instrumentales en las que el alumno se sentirá protagonista destacado.

El hecho de que sean varios los instrumentistas encargados de tocar una sola voz o parte (una de las señas de identidad de una orquesta y la razón principal de su potencial sonoro) no tiene por qué empañar un ápice este protagonismo, que por el hecho de ser colectivo no debe implicar una disminución del perfil desempeñado por cada uno de los integrantes de la orquesta.

Esta es una suma de individualidades aunadas por una única mente rectora, el Director, que ha de saber extraer lo mejor de aquéllas, que en ningún caso deben aspirar a perderse en el anonimato, como tampoco sobresalir por encima de sus compañeras. La unidad de criterio y la igualdad de la ejecución han de ser, por ello, las principales metas a alcanzar.

La orquesta debe fomentar también las relaciones humanas entre los alumnos, acostumbrados casi siempre a una práctica individualista y solitaria de sus instrumentos. Debe incrementar, asimismo, la actitud de escucha de todo aquello que rodea la propia ejecución unipersonal en aras de conseguir aspectos inherentes a toda buena interpretación orquestal: Afinación, empaste, homogeneidad en el fraseo, igualdad en los ataques, claridad en las texturas, etc.

El respeto a todas las indicaciones del Director fomentará, por una parte, una actitud de disciplina y, por otra, provocará la necesidad de memorizar las mismas para que el trabajo realizado a lo largo de los ensayos dé sus frutos en el concierto. En éste, el alumno podrá experimentar una sensación muy diferente, ya que será consciente de que en la orquesta la responsabilidad es compartida.

Todo ello redunda, a fin de cuentas, en la introducción de esa componente de pluralidad que el alumno debe sentir como un elemento básico de su formación, en el que, parafraseando a Goethe, los conocimientos adquiridos deben permitirle convertir la práctica instrumental en el seno de la orquesta en «una conversación entre muchas personas razonables».

La práctica de Orquesta tendrá como objetivo contribuir a desarrollar en los alumnos las capacidades siguientes:

  • Profundizar en el conocimiento de los diferentes estilos y de los recursos interpretativos de cada uno de ellos.
  • Elaborar criterios personales y razonados sobre cuestiones estéticas a través del trabajo del Director y de la experiencia de la orquesta que le permitan cumplir con su responsabilidad como intérprete dentro del grupo.
  • Dominar el propio instrumento de acuerdo con las exigencias de cada obra.
  • Leer a primera vista con un nivel que permita el montaje fluido de las obras.
  • Interpretar obras representativas del repertorio sinfónico de acuerdo con su nivel instrumental y reaccionar con precisión a las indicaciones del Director.
  • Respetar las normas que exige toda actuación en grupo: Afinación previa. Desarrollo de la igualdad en los golpes de arco. Desarrollo de la igualdad en los ataques (viento y percusión). Atención continuada. Conocimiento y valoración de las normas de comportamiento. Valoración del trabajo colectivo.
  • Valorar la práctica orquestal como un proceso de aprendizaje imprescindible para el futuro ejercicio profesional y la importancia del papel de cada uno de los miembros de la orquesta
CONTACTO


Nombre
Email
Asunto
INSCRÍBETE


¿Quieres participar con nosotros?

Nombre
DNI
Edad
Sexo
Fecha de Nacimiento
Domicilio
Código Postal
Ciudad
Email
Teléfono
Móvil
Instrumentos que tocas
Nivel de estudios
« Inicio | Aviso Legal | Contacto | © aeiouMUSICA.es »